10 de abril de 2008

La Eucaristía nos da la Vida divina

Jueves III Semana de Pascua

Contra los herejes 5,2,2-3, de San Ireneo

Si la carne no se salva, entonces el Señor no nos ha redimido con su sangre, ni el cáliz de la eucaristía es participación de su sangre, ni el pan que partimos es participación de su cuerpo. Porque la sangre procede de las venas y de la carne y de toda la substancia humana, de aquella substancia que asumió el Verbo de Dios en toda su realidad y por la que nos pudo redimir con su sangre, como dice el Apóstol: Por cuya sangre hemos recibido la redención, el perdón de los pecados

Y, porque somos sus miembros y quiere que la creación nos alimente, nos brinda sus criaturas, haciendo salir el sol y dándonos la lluvia según le place; y también porque nos quiere miembros suyos, aseguró el Señor que el cáliz, que proviene de la creación material, es su sangre derramada, con la que enriquece nuestra sangre, y que el pan, que también proviene de esta creación, es su cuerpo, que enriquece nuestro cuerpo.

Cuando la copa de vino mezclado con agua y el pan preparado por el hombre reciben la Palabra de Dios, se convierten en la eucaristía de la sangre y del cuerpo de Cristo y con ella se sostiene y se vigoriza la substancia de nuestra carne, ¿cómo pueden, pues, pretender los herejes que la carne es incapaz de recibir el don de Dios, que consiste en la vida eterna, si esta carne se nutre con la sangre y el cuerpo del Señor y llega a ser parte de este mismo cuerpo?

Por ello bien dice el Apóstol en su carta a los Efesios: Somos miembros de su cuerpo, hueso de sus huesos y carne de su carne. Y esto lo afirma no de un hombre invisible y mero espíritu -pues un espíritu no tiene carne y huesos-, sino de un organismo auténticamente humano, hecho de carne, nervios y huesos; pues es este organismo el que se nutre con la copa, que es la sangre de Cristo y se fortalece con el pan, que es su cuerpo.

Del mismo modo que el esqueje de la vid, depositado en tierra, fructifica a su tiempo, y el grano de trigo, que cae en tierra y muere, se multiplica pujante por la eficacia del Espíritu de Dios que sostiene todas las cosas, y así estas criaturas trabajadas con destreza se ponen al servicio del hombre, y después cuando sobre ellas se pronuncia la Palabra de Dios, se convierten en la eucaristía, es decir, en el cuerpo y la sangre de Cristo; de la misma forma nuestros cuerpos, nutridos con esta eucaristía y depositados en tierra, y desintegrados en ella, resucitarán a su tiempo, cuando la Palabra de Dios les otorgue de nuevo la vida para la gloria de Dios Padre. Él es, pues, quien envuelve a los mortales con su inmortalidad y otorga gratuitamente la incorrupción a lo corruptible, porque la fuerza de Dios se realiza en la debilidad.

* * * * * * *

R/. Yo soy el pan de la vida. Vuestros padres comieron en el desierto del maná y murieron: Éste es el pan que baja del cielo, para que el hombre coma de él y no muera. Aleluya.

V/. Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo: el que coma de este pan vivirá para siempre.

R/. Éste es el pan que baja del cielo, para que el hombre coma de él y no muera. Aleluya.

* * * * * * *

3 comentarios:

ecazes dijo...

¿Contra qué herejía peleaba San Ireneo? ¿que decía?

Ma dijo...

No puedo asegurarlo orque no tengo el libro para consultar, y el resumen que encuentro en Multimedios es una "explicación de los contenidos del libro que tampoco sirve para nuestro caso, excepto decirte que en esos párrafos, si lo he entendido bien habla contra las doctrinas "gnósticas", lo que hoy decimos esoterismo, de un tal Ptolomeo. Se llaman gnósticas, es decir, de sabiduría o conocimiento, porque pretendían poseer una muy elevada doctrina del cristianismo, cuando en realidad la deformaban y no solo no eran "sabias" sino verdaderamente psíquicas, en palabras nuesras "elucubraciones".
Es por esto que la hermosa palabra "gnosis" ha venido a significar a lo contrario: la falsa gnosis, la ignorancia del verdadero misterio cristiano.

Ma dijo...

Perdona, al responderte habia visto solo los comentarios de la presentación.
Puedes encontrar el libro, bastante completo a continuación. Te dejo aquí el enlace de Multimedios
http://www.multimedios.org/docs2/d001092/index.html